Las esculturas de Dalí llegaron al Centro Histórico. De mente abierta, Salvador Dalí tuvo una historia de vida peculiar: desde una obsesión por Gala, su compañera y musa, entrevistas excéntricas en los medios masivos de comunicación y su disgusto con Luis Buñuel, fueron algunos rasgos importantes de su vida como artista. Te invitamos a conocer cinco datos curiosos de Salvador Dalí, uno de los máximos exponentes del surrealismo.

Por: Daniel Ortega

ANDRÉ BRETON LE DIO UN APODO

El pintor fue duramente criticado porque él realizaba obras para obtener dinero de ello y lucrar con el arte. Tan ambicioso por el dinero, el líder del grupo surrealista André Bretón le otorgó a Dalí el sobrenombre de Ávida Dollars, que hace referencia a su codicia como artista. Algo curioso es que Dalí se prestaba para hacer comerciales bastante excéntricos para su época.

 

EL LOGO DE CHUPA CHUPS

En 1968 rediseñó el logotipo de los caramelos Chupa Chups, donde colocó la flor amarilla en el fondo que se conoce hasta nuestros días. Esta marca ha sido reconocida a nivel mundial. Esta paleta se consume diariamente en muchos países pero la mayoría no sabe que en su envoltura contiene la interpretación gráfica del artista. En su diseño, Dalí conservó la tradicional tipografía de la marca.

 

ERA EXHIBICIONISTA

El pintor le gustaba llamar la atención. Cuando era niño, en su escuela, se azotó contra la pared. A todo esto los profesores le preguntaron la razón y contestó que fue para llamar la atención, ya que nadie lo veía. Otro caso particular es que en 1963 fue a una exhibición internacional de artistas surrealistas con un traje de buceo para dar una lectura. Aunque el traje le pesaba, él dijo “el público entiende a Dalí cuando penetra en el fondo del mar”. Con esto, queda en claro que a Salvador Dalí le encantaba llamar la atención para obtener fama y fortuna.

 

LA REENCARNACIÓN DE SU HERMANO

Salvador Dalí nació nueve meses después de que su hermano “Salvador Galo” falleciera. A los cinco años de edad lo llevaron a su tumba y le comentaron que él era la reencarnación de su hermano. Esto lo marcó por el resto de su vida.

 

TENÍA UNA EXTRAÑA MANERA DE INSPIRARSE

Los sueños del pintor eran clave importante para él. No consumía drogas, pero decía que él era una droga, por lo tanto no necesitaba del LSD o de alguna otra sustancia activa para poder crear sus obras. Tenía varias maneras extrañas para interpretar sus sueños, una de ellas era dormirse sentado con un plato entre las piernas, sostenía una cuchara y cuando se dormía, la cuchara se caía, lo despertaba y decía que era el momento para realizar dibujos que había visto en sus sueños. Otra dato relevante, es que los relojes derretidos están inspirados en el queso chédar.

Con estos datos curiosos, dan ganas de conocer a fondo las obras de este artista que revolucionó el surrealismo. La exposición escultórica de Dalí se encuentra en el Atrio de San Francisco, espacio cultural de la Fundación del Centro Histórico.

Madero #7, a un costado de la Torre Latinoamericana. Horario: de 9:00 a 20:00, lunes a domingo. Entrada libre.

Te invitamos a compartir tus fotos en redes sociales usando: #eneAtrio #MiMomentoSurrealista #DalíEs

 

¡Compártenos!