Durante los últimos años, el Centro Histórico de la Ciudad de México, se ha convertido en un referente cultural y de desarrollo para la vida social en la capital mexicana. Lo anterior, es resultado de un proyecto emprendido en el año 2001 para darle nueva a una de las principales zonas económicas del país.

El proyecto de trabajo contempló no sólo la recuperación de edificios y espacios urbanos para contrarrestar el efecto de las décadas de abandono y degradación, sino también lo más importante: el factor humano. Las necesidades, deseos y el mejoramiento de las condiciones de sus habitantes, usuarios y visitantes, dieron un sentido más amplio al concepto de revitalización.

Ese  mismo año fue constituida la Fundación Centro Histórico (FCH), para mejorar la calidad de vida de sus habitantes a través de estrategias sociales que incluían: generación de empleos, seguridad en los espacios públicos, servicios de salud y una amplia oferta cultural.

Uno de los principales participantes para llevar a buen puerto las acciones de mejoramiento de la zona fue el Ingeniero Carlos Slim, quien señalaría el principal objetivo del rescate del Centro de la Ciudad:

“No queremos un Centro Histórico recuperado, restaurado, sin vida, solo y abandonado. Menos aún, una majestuosa y gran pieza de museo llena de fantasmas. Tampoco que lo sintamos ajeno o remoto. Queremos recuperar el deterioro de tantos años y la destrucción de varios de sus inmuebles. Pero también conocerlo, vivirlo y sentirnos parte de él. Trabajemos para que más personas encuentren en el Centro Histórico un lugar estimulante para trabajar, estudiar, divertirse y vivir.”

Tras 15 años de iniciar la FCH, la revitalización sigue siendo una prioridad para el rescate del Centro Histórico. Durante los trabajos de recuperación de los edificios, participaron activamente el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Instituto Nacional de Bellas Artes, historiadores de arte, restauradores, arquitectos y urbanistas, para retornarle al centro su antiguo esplendor.

¡Compártenos!