La POLÍTICA del límite

María Verónica Machado Penso
marzo-junio 2017

La frontera más peligrosa del mundo, en esta propuesta, ha sido abatida entre un paralelismo de dos mundos: el latino y el anglosajón. Con la intención de crear un diálogo entre este paralelismo, se experimenta un espacio límite, donde el límite se espacializa, ocupa todo para construir un territorio de relaciones, de cruces, de encuentros, de diálogo.

La POLÍTICA del límite trabaja directamente con el replanteamiento de la frontera entre México y Estados Unidos; mediante su disposición busca transformar un muro en un espacio habitable colmado de elementos que conducen al diálogo. De esta manera la política y la poética del espacio, convierten una barrera en un lugar de conexión, intercambio, encuentro e integración, donde la diferencia se conjuga como diversidad. Este proyecto se desarrolla en el marco de la Residencia Cultural para sitio específico 2017 y el resultado será exhibido en el Atrio de San Francisco.

María Verónica Machado Penso

Maracaibo, Venezuela.
Artista transdisciplinaria, arquitecta y profesora-investigadora en arte, arquitectura y diseño contemporáneos. Investiga y desarrolla su trabajo sobre temas que transgreden las lógicas tradicionales de estas tres disciplinas y sus investigaciones las realiza desde un laboratorio que conjuga arte y ciencia. Es profesora titular de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad del Zulia desde 1997. Como investigadora ha participado en numerosos congresos, seminarios y foros tanto en Venezuela como a nivel internacional. Ha sido merecedora de diversas distinciones entre las que destacan la Medalla de Plata en Bienal de Arquitectura de Miami, FYU en 2001 y mencion especial en la Bienal de Arte de Maracaibo en los años 2011.

Residencia Cultural Casa Vecina

La Fundación del Centro Histórico de la Ciudad de México, por medio de su programa de arte y cultura contemporáneos, con sede en Casa Vecina, realiza proyectos de producción e investigación creativa que interactúan, se inspiran y se nutren con la diversidad de contextos comunitarios del Centro Histórico de la capital mexicana. Mediante su Residencia de investigación y producción cultural, Casa Vecina abre su espacio y genera las condiciones necesarias para que los investigadores, productores, creadores y otros agentes culturales, nacionales o extranjeros, desarrollen sus proyectos vinculados a diferentes dinámicas comunitarias.