De acuerdo con  el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en el 53% de los hogares mexicanos los menores de edad fueron sometidos a agresión psicológica. De los cuales 44% sufrieron castigo físico y un 6% fue sometido a un castigo severo. Es decir, en siete de cada diez hogares en México son violentos con los niños.

Estas cifras fueron dadas a conocer en la “Encuesta Nacional de la Infancia en México (ENIM) 2015”. Asimismo, la UNICEF señala que las represalias más frecuentes y severas son golpes “en la cabeza, las orejas o la cara” o “con fuerza y repetidamente”.

Sólo en 31% de los hogares la educación de los menores de edad de entre uno y 14 años se realiza sin ejercer ningún tipo de violencia, y ahí destaca la clase media.

Tonatiuh Barrientos, director de Salud Reproductiva del Instituto Nacional de Salud Pública, señaló durante la presentación del informe que “no es una cuestión cultural (…) Es una cuestión de generar recursos que ayuden a los padres en el proceso de crianza”.

Por sexos, el 45 % de los varones y el 42 % de las féminas fueron sometidos a disciplina corporal, de los cuales el 7 % y el 5 %, respectivamente, recibieron un castigo físico severo.

El organismo mencionó que los métodos de disciplina infantil en México se dividen en: castigo físico (38 %), castigo físico severo (6 %), agresión psicológica (53 %), cualquier disciplina violenta (63 %) y solo disciplina no violenta (31 %).

Fundación del Centro Histórico de la Ciudad de México

A través de su Programa de Desarrollo Comunitario, ofrece asesoría y acompañamiento psicológico individual, familiar y grupal, así como talleres de desarrollo humano para la expresión de emociones y el autoconocimiento.

Estos servicios pueden solicitarse en una de las sedes de la Fundación del Centro Histórico, ubicada en el interior de las instalaciones del Deportivo José María Morelos y Pavón, ubicado en Lago Trasimeno, esquina con Lago Erne, Col. Reforma Pensil, en la Delegación Miguel Hidalgo.

Más información

¡Compártenos!