La Caricatura. El humor de ayer y hoy

museo de la caricatura cdmx

La Caricatura. El humor de ayer y hoy

El edificio de la Calle Donceles número 99 resguarda un acervo de caricaturas que cuentan el sentir, vivir y pensar de los caricaturistas como miembros de la sociedad mexicana cambiante.

Se trata del Museo de la Caricatura, el cual demuestra que este tipo de expresión gráfica tiene fines más profundos que simplemente divertir.

Con el fin de conseguir una mejor y amplia visión hacia el mundo de caricatura, entrevistamos a Sarrelangue, un apasionado profesionista del arte.

“La caricatura es la interpretación de la realidad irónica, chusca, burlona o satírico. Desde el arte, es un arte menor.”

“Ha sido una consecuencia como todo en México no valorado.”

Apenas comenzar la entrevista, aclaró el concepto. También comentó que el estilo de humor varía de acuerdo al temperamento del caricaturista.  Comparte que una de las bellezas del arte reside en que la caricatura tiene diferentes formas de apreciación como bien podría ser el estético, simbólico, semiótico, político, conceptual y/o humorista.

Cuenta que el fin es transmitir una sensación. Sin embargo, la caricatura ha tenido participación en muchísimas otras funciones pues servía para que la gente analfabeta comenzara a leer al ser de textos cortos e ilustrados.

En cuanto a la relación cercana que guarda el ambiente político con la caricatura, explica que es por los malos movimientos que se han realizado, el hervor que se gestaba en la sociedad por injusticias, censuras y un repertorio de indignaciones.

“Caricatura sin crítica no era caricatura y el sistema político se prestaba.”

Es así como a lo largo de los años los caricaturistas se hubieran esforzado por representar el otro lado de la moneda: contar la historia de un México que en ocasiones veía un panorama desolador.

“El caricaturismo/ilustración se depura y se transforma”

Actualmente, el panorama para tan ingeniosa profesión ha abarcado los soportes digitales y se fusiona en ocasiones con otras formas digitales de entretenimiento, como los memes y los gifs.

Además, los caricaturistas se enfrentan con la situación de que por primera vez ha ganado las elecciones presidenciales alguien de izquierda, hecho que seguramente seguirá cambiando las formas de hacer caricatura.

En conclusión, la caricatura tiene múltiples dimensiones: es humor, crítica, técnica artística, ideología, ingenio, enojo y, quién sabe, mirándola con un poco de reflexión quizás algo más, mucho más.

“Todas las caricaturas tienen algo que aportar, siempre y cuando tengan algo que comunicar.”

-Sarrelangue.

Dónde: Museo de la Caricatura. Donceles 99, Centro Histórico.
Horarios: Lunes a domingo de 10:00 a 18:00 h.
Costo: $20 general, $15 estudiantes, maestros e INAPAM

 

¡Compártenos!
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.