Apenado por un retraso de hora y media a la apertura ayer de su exposición escultórica Animales impuros, en el atrio de la iglesia de San Francisco, pero de buen humor, José Luis Cuevas expresó que ”a lo mejor se debió a un boicot de Leoncio (Morán Sánchez), el presidente municipal de Colima”, que intenta remover su obra Figura obscena de una glorieta local.

Ana Lilia Cepeda, directora del Fideicomiso del Centro Histórico, afirmó que ”Cuevas es tan vigente, tan fuerte y actual, que despierta y sacude la conciencia de los intolerantes”.

La exposición, que concluirá hasta septiembre, es una iniciativa de la Fundación del Centro Histórico y el Museo José Luis Cuevas, con el apoyo de Isaac Masri, director de Impronta Editores.

 

cuevas

¡Compártenos!