Chavela es un regalo para todo el mundo, no sólo para México, las cosas más importantes y más profundas de la vida podemos compartirlas sin importar las fronteras.

-Catherine Gund en el Atrio de San Francisco.

Faltan varios minutos para que se abran las puertas y sobre la calle de Madero ya espera una nutrida multitud. El Atrio de San Francisco, a un costado de la emblemática Torre Latinoamericana no sólo es una plaza de acceso público y escenario de manifestaciones artísticas y culturales. La noche del miércoles 29 de marzo, la Fundación del Centro Histórico y el Festival Ambulante unieron esfuerzos para convertir el Atrio en un escenario de libertad.

La figura de Chavela Vargas se mostró en la pantalla y la interpretación inigualablemente dolorosa de su voz arrojó al Centro Histórico los versos de temas como Luz de Luna, Las ciudades, Las simples cosas; una voz vibrante para todos los sentidos e inconfundible para espectadores y transeúntes: podríamos cerrar los ojos, escuchar sus notas y saber que se trataba de ella: la Señora. El documental Chavela (Estados Unidos, 2017), dirigido por Catherine Gund y Daresha Kyi, es una evocación, más allá de su vida, de su lucha por el derecho a vivir la vida sin ataduras morales ni etiquetas identitarias.

Si las “buenas costumbres” del siglo XX pedían explicaciones y condenaban la diferencia, el personaje de Chavela estaba ahí, flotando en las cantinas y las plazas, en las calles y los puentes para evidenciar una sola cosa: las ataduras no son para todos. “Es curioso que nuestras máximas estrellas de la canción mexicana en los últimos cincuenta años sean Juan Gabriel y Chavela. Ahí se los dejo de tarea”, comentó en su intervención la presentadora Ana Francis Mor, cabaretera y continuadora de “El Hábito” (ahora “El Vicio”), significativo lugar al sur de la Ciudad que albergó el regreso de Chavela.

El documental Chavela, presentado en el Atrio de San Francisco, reúne testimonios de figuras de la música, el cine y el teatro como Pedro Almodóvar, Miguel Bosé, Liliana Felipe y Jesusa Rodríguez, quienes señalaron lo complejo que fue para un personaje como Chavela destacar en la escena mexicana, marcada por los sesgos mediáticos.

Al finalizar la proyección, un comentario del público propició la reflexión sobre los elementos de la cultura popular que son valorados en nuestro país, y cómo México puede convertirse en escenario para grandes figuras artísticas si somos capaces de respetar las diferencias y la construcción de las propias identidades.

Tráiler:

La información del documental está disponible en: http://www.chavelavargasfilm.com/

 

¡Compártenos!