La mayoría de las colonias que integran la Ciudad de México tienen un pasado que marca su presente. A través de los años, las historias, leyendas y personajes han dado identidad a cada una de ellas y son símbolos de orgullo para sus habitantes.

Sin embargo, existen algunas otras como La Pensil que son el resultado de la suma de varias colonias entrelazadas por un mismo pasado que las remonta a la época prehispánica. En la actualidad, esta zona de la capital mexicana es conocida por sus altos niveles de violencia, inseguridad y marginación; su nombre mismo es reflejo de un esplendoroso pasado y una promesa de vida para sus habitantes.

De acuerdo con la Real Academia Española, la palabra Pensil significa: Jardín delicioso.

La triple alianza

Sus orígenes recaen en las manos del Señorío de Tlacopan, quien se encontraba sometido por al Señorío Tepaneca en Azcapotzalco.

Con la finalidad de derrotar al señor de Azcapotzalco, los Señoríos de Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan llevaron a cabo una Triple Alianza en el año 1428 d.C. Tras lograr su objetivo, Tlacopan fue recompensado con una quinta parte de la tributación de los pueblos conquistados. Al paso de los años, el poderío militar y político de los Mexicas se impondría a sus dos antiguos aliados.

Al caer México-Tenochtitlan en poder de los españoles, su territorio fue utilizado como zona de cultivo y cría de ganado, gracias a la fertilidad de sus tierras.

Jardín delicioso

Con la destrucción, construcción y reordenamiento de lo que fuera la gran Tenochtitlan, en el año de 1776 se erigió un jardín de estilo barroco nombrado “El Pensil americano”. Con más de tres mil metros cuadrados, este edén es el único ejemplo de huerta y jardín virreinal en la República Mexicana.

Al consumarse la independencia de México cambió su nombre por “Pensil mexicano”, en el cual los aristócratas y las clases altas de la época se reunían.

Posteriormente, a lo largo del siglo XIX, este territorio decayó, pues sus lagos y canales se secaron debido a la deforestación; así la zona quedó poblada por ranchos, terrenos baldíos y algunos núcleos de población.

En el periodo 1877-1911, durante el gobierno de Porfirio Díaz, la zona de Tacuba (antes Tlacopan) se unió a la capital y en la década de los años treinta se comenzó a formar la colonia Pensil al interior de Tacuba.

Desde el 2002, año en que la Fundación del Centro Histórico de la Ciudad de México se sumó a las actividades de revitalización del Centro Histórico, tuvo como objetivos:

  • Mejorar la seguridad pública en la zona del Centro Histórico.
  • Repoblar la zona y atraer visitantes.
  • Mejorar los servicios públicos y la infraestructura.
  • Difusión del patrimonio.
  • Transformación y remozamiento de edificios de vivienda y comercio.
  • Mejorar las condiciones de vida de quienes viven y trabajan en el Centro Histórico, a través del desarrollo económico y social.

En estos últimos años, a partir de la experiencia consolidada en el Centro Histórico, se empezaron a transferir capacidades y competencias, acciones y actividades (en las áreas social, educativa y cultural), en la zona de colonias conocida como la Pensil de la Delegación Miguel Hidalgo.

Actualmente, las áreas en las que se trabaja son la prevención social de las violencias, el desempleo, la salud, la cultura y la educación de los ciudadanos, en una lógica siempre más fuerte de involucramiento de la comunidad local, alma del cambio social del territorio.

¡Compártenos!