En los próximos días, la producción de la película de Godzilla: King of monster, rodará escenas en el corazón del Centro Histórico de la Ciudad de México, exactamente en la plaza de Santo Domingo. Hace dos años, el rodaje de la película 007 Spectre ocupaba los titulares de los medios nacionales.

Sin embargo, el cine llegó a México de la mano del entonces presidente Porfirio Díaz a finales del siglo XIX. De acuerdo con el Instituto Mexicano de Cinematografía, en el libro de Emilio Garcia Riera, Breve Historia del Cine Mexicano, nuestro país fue uno de los primeros en conocer el cinematógrafo.

Tan sólo ocho meses después de que entrara en función el Cinématographe Lumére, un 6 de agosto de 1896, Porfirio Díaz, sus familiares y miembros del gabinete tuvieron un función privada en el Castillo de Chapultepec.

El 14 del mismo mes y año, un grupo de intelectuales y periodistas eran reunidos en el sótano de la droguería Plateros (ahora calle Madero) para disfrutar de vistas de menos de un minuto filmadas por los Lumiére. Las más representativas: La llegada del tren y la Salida de los obreros de la fábrica, que mostraba a un grupo de empleados saliendo de su trabajo.

El 15 de agosto de 1896 se realizaba la primera función de cine para el público en general en México. En aquellos años, entrar al cine costaba 50 centavos, sin embargo, se realizaron proyecciones privadas para los ricos por 1 peso la entrada.

Desde que Díaz entró en contacto con el cine, quedó maravillado a tal punto que ordenó la realización de 26 películas.

Las primeras imágenes que se grabaron en México fueron del presidente Porfirio Díaz montando a caballo por el bosque de Chapultepec, en la que el político fue retratado en diversas circunstancias: en carruaje, con sus ministros, en desfiles y otras actividades den las que participaba.

¡Compártenos!