Por Daniel Ortega.

El día de muertos es una celebración singular en México que se lleva a cabo los días 1 y 2 de noviembre. Se trata de una conmemoración que consiste en recordar a los muertos y venerarlos. La tradición dice que las almas de los seres queridos regresan a los altares colocados por sus familiares para no ser olvidados. El día de muertos se ha transformado con el paso de los años, sin embargo, es necesario mencionar que esta tradición sigue y seguirá en la cultura mexicana, pues desde la llegada de los españoles al continente americano, la religión católica se fusionó con el conocimiento prehispánico reforzando la idea de los altares, la comida y la llegada del ser querido al que se recuerda.

Algo interesante ante todo esto, es que algunos artistas mexicanos empezaron a describir la tradición del día de muertos a su manera. Cabe recordar el origen de la catrina, pues ésta es una creación del célebre grabador “José Guadalupe Posada” que data su comienzo durante los gobiernos de Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz. En esa época se empezó a utilizar la prensa escrita para describir el descontento que había en el país, así pues se creó un medio para burlarse de la gente con mayores ingresos y además evidencia la situación de desigualdad que se vivía en ese entonces en México. En la actualidad, se ha correlacionado a la catrina con el día de muertos, al igual que las famosas calaveritas en donde describen a la muerte de una manera peculiar y graciosa, singularmente se escriben antes o durante el día de muertos para conmemorar a la muerte de una manera cómica y respetuosa.

Lo que fomenta la Fundación del Centro Histórico de la Ciudad de México es continuar con esta hermosa tradición mostrando honor a las ofrendas y las catrinas. Este año se conmemora el centésimo décimo natalicio de Frida Kahlo lo cual es una manera de conmemorar el día de muertos con la representación de la artista. Para ella, la manera de ver la vida era diferente. A partir de su accidente a los 18 años, ella se enfocaba en pintarse a ella misma como una triunfadora a partir de sus vivencias. Lo que se admira de ella es la manera en cómo venera a la muerte, su vida y la manera que se representaba en sus pinturas. Es cierto que Frida Kahlo siempre veía a la muerte como parte de su vida cotidiana, así pues se conmemora a esta gran pintora que fue una parte fundamental en la pintura mexicana. Por esto se invita a la participación del concurso de ofrendas para admirar, conmemorar y reírse de la muerte de una manera mexicana, el cual se rinde tributo a la catrina, a Frida y a los difuntos.

Si quieres conocer las bases del concurso, checa este enlace: http://fundacioncentrohistorico.com.mx/muertos17/

¡Compártenos!