El término poblaciones callejeras se usa para nombrar a quienes comparten la misma red social de sobrevivencia y en conjunto han gestado una cultura callejera*. En la Ciudad de México, las delegaciones donde tienen mayor presencia son Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero. Sin embargo, la mitad de esta población se ubica principalmente en los perímetros del Centro Histórico y sus alrededores.

La delegación Cuauhtémoc concentra a un mayor número de personas en situación de calle, debido a las múltiples redes de supervivencia que en dicha zona existen, entre las que se cuentan los transeúntes y comerciantes que les proveen de comida y/o dinero así como las sedes de instituciones que les brindan diferentes servicios de ayuda y apoyo*.

Ante estas condiciones, autoridades delegaciones han señalado que este año buscarán reforzar la atención a este grupo vulnerable con un programa de brigadas callejeras en espacios públicos para contribuir a su reinserción social.

De acuerdo con datos de la Encuesta sobre Discriminación de la Ciudad de México 2013, la población en situación de calle sufre de discriminación a causa de su pobreza, que puede verse reflejada en indiferencia, rechazo, maltratos, violencia y otras violaciones.

Conoce más: CONTINUAMOS TEJIENDO REDES CONTRA LA INDIFERENCIA EN CDMX

José Ramón Amieva Gálvez, titular de la Secretaría de Desarrollo Social en la Ciudad de México (Sedeso), ha señalado que “las personas en situación de calle necesitan un lugar seguro, amable y de protección, un espacio de desarrollo. Si no hay coordinación enfocada a esta oportunidad, se traduce en un desperdicio de recursos, de esfuerzo gubernamental y ausencia de voluntad para lograr sinergia con la sociedad civil organizada”.

Y menciona que un censo de las personas en situación de calle ayuda a conocerlas mejor, sensibilizarse y descubrir las causas por las que están en esa condición, con lo cual, se pueden implementar programas específicos para generar el tratamiento y la reinserción acorde a sus necesidades.

En mayo del 2015 la Fundación del Centro Histórico de la Ciudad de México inició un estudio exploratorio con poblaciones callejeras, a partir de observar dinámicas de conflicto que se resolvían con violencias en las calles del Callejón de Mesones, Regina y San Jerónimo.

En esta primera fase se logró reconocer que de las poblaciones vulnerables, las callejeras eran quienes tenían menos acceso al libre ejercicio de sus derechos y vivían un proceso profundo de criminalización y exclusión.

 

Fuentes:
  • PDHDF, “Capítulo 31. Derechos de las Poblaciones Callejeras”, en Diagnóstico de Derechos Humanos del Distrito Federal, México 2009.
  • Consejo para prevenir la discriminación y eliminar la discriminación en la ciudad de México.
  • Secretaría de Desarrollo Social en la Ciudad de México.
¡Compártenos!